¿Que debo tomar en cuenta para construir una página web?

¿Que debo tomar en cuenta para construir una página web?

Las páginas web evolucionan y cambian constantemente día con día. Hoy, crear una página web para ofrecer una imagen profesional a tus clientes es verdaderamente crucial. De esta manera, tus clientes se sentirán satisfechos con lo que ofreces y también podrás generar una buena impresión entre tus prospectos.

Además de darle un aspecto llamativo a tu web, existen otros elementos de marketing fundamentales que debes considerar. Es por ello que queremos presentarte algunos puntos que debes tener en mente a la hora de crear tu web:

  • Establece tus objetivos: Antes de crear tu sitio web y el diseño del mismo, es fundamental que establezcas tus objetivos. En este aspecto, lo que se busca es fijar metas y determinar una estrategia online particular. Cabe destacar que las decisiones que tomes durante la fase del diseño, condicionarán de manera notoria las demás fases de la creación de tu página web.  Además, al establecer tus objetivos podrás determinar los pasos o las tareas a seguir para alcanzarlos, lo cual, facilitará aún más el proceso de crear una página web. Esto se debe a que al establecer tus objetivos se tiene una mayor claridad del procedimiento a seguir en cada etapa de creación de la web, evitando cualquier tipo de arbitrariedad.

 

  • Ofrece visibilidad a tu diseño web: En el mundo digital, es necesario tener un buen posicionamiento y que estés visible para una gran cantidad de usuarios. Por ejemplo, si tienes una pizzería como negocio es importante que tus clientes potenciales puedan encontrarte fácil y rápidamente mientras realizan búsquedas en Internet. En caso contrario, encontrarán a unos de tus competidores. En este sentido, para que puedas hacerte visible y accesible a todo el mundo durante las 24 horas al día, debes contar con un posicionamiento bien construido. Una página web puede considerarse como una vitrina donde se pueden observar todas las actividades de tu empresa, así como los productos y servicios que ofreces. De manera que es fundamental que se encuentre bien posicionada para que puedan encontrarte fácilmente.

 

  • Crea una sección de pagos: Vender en línea debe representar otro de los principales objetivos de tu empresa. Para ello, necesitarás que tu sitio web sea aún más elaborado y que cuente con una pasarela de pagos. Por otra parte, resulta necesario poder adaptar la logística de tu empresa al sitio web para garantizar a tus clientes la entrega oportuna de los productos. Asimismo, administrar o gestionar las existencias de tu empresa es importante si no deseas perder clientes o aplicar plazos bastante largos a tus consumidores. En este sentido, la venta de tus productos o servicios consiste en un trabajo más extenso y complejo, especialmente para una simple página web.

 

  • Remarketing: Los contactos a través de Internet son muy importantes para la venta de tus productos y servicios. Quienes visitan tu página web tienen un interés particular por tu actividad. Por esta razón, resulta indispensable crear un formulario de contactos en donde puedas almacenar sus datos personales. Para ello, tienes la alternativa de que se suscriban a la newsletter de tu sitio, que soliciten presupuesto de tus productos o servicios o por medio del envío de folletos mensuales. Los datos que recojas te ayudarán a enfocar mejor las acciones de marketing directo que vayas a emprender posteriormente.

 

  • Simplifica la lectura de tus textos: El contenido en tu sitio web es un elemento muy importante. Los textos son útiles para brindar información relevante a los usuarios y para responder cualquier duda o pregunta, incluso antes de que sean formuladas. En este sentido, existen algunas reglas simples que puedes tomar en consideración para que tu texto sea lo más claro posible.

 

  • Combina colores. La primera regla que debes tener en cuenta es asegurarte que tus colores combinen entre sí. Por ejemplo, si utilizas un fondo blanco pero tu fuente cuenta con una variedad de colores, es posible que los usuarios lo encuentren molesto y salgan de tu página web. Este no es el resultado que deseas, por lo que procura que todo el texto de tu sitio sea de fácil lectura.

 

  • Evita las fuentes muy pequeñas. En segundo lugar, es recomendable que no hagas uso de un tamaño de fuente muy pequeño. A pesar de que a simple vista se vea bien y atractivo, el diseño no es lo único que se necesita para llamar la atención de tus lectores. Por lo tanto, debes asegurarte que tus usuarios puedan entender tu mensaje sin esforzarse mucho.

 

  • No uses más de tres fuentes. Tu página web no debe tener más de tres fuentes diferentes.  Dos fuentes puede ser más que suficiente. Asimismo, asegúrate que las fuentes que vayas a seleccionar sean de fácil lectura para tus usuarios. En términos de usabilidad lo mejor es que facilites la navegación de los usuarios en tu página a través de la selección de las fuentes adecuadas.

 

Conclusión.

Las páginas web se convirtieron en la principal herramienta de venta para un negocio, abre las puertas de tu negocio a una cartera de clientes que estarán buscando tus servicios ¡No dejes que lleguen a tu competencia! 

Cabe destacar que si no tienes el tiempo suficiente para realizar tu sitio web, puedes contratar la ayuda de expertos en el mundo digital ¡Contáctanos! Nosotros te ayudamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *